Cartas de Relación y Auto-sacrificio redentor

Cartas de Relación y Auto-sacrificio Redentor



Artist: Fred Friedrich, Name: Kukulkan, Technique: Mix Technique on canvas, Measure: 120x120 cm, W.V. 2009/06/03. Provenance Museo Fred Friedrich. (Two Cultures: New has rosen)

Primera Carta de relación de Hernán Cortés (Carta de Veracruz) escribe así:

Y siguiendo su viaje fueron a dar a la dicha tierra intitulada de

Yucatán a la punta della, que estará sesenta o setenta leguas de la

dicha isla Fernandina y esta tierra de la Rica Villa de la Cruz donde

nosotros en nombre de Vuestras Reales Altezas estamos, en la cual

saltó en un pueblo que se dice Campeche, donde al señor del pusieron

por nombre Lázaro y allí le dieron dos máscaras con una tela de oro

por cima y otras cosillas de oro.

Hernán Cortés y la figura de Moctezuma, juntas son figuras que forman parte del legado cultural americano. El conquistador y el conquistado fueron —ya desde los años 1520 y antes —famosos personajes de la época, guerreros, soldados, emperador y virrey, cada uno enarbolados con galardones e ideas míticas. Esta explicación de los personajes hacen necesario abordar la complejidad de sus acciones. Ahora bien, existen numerosos textos sobre Cortés y Moctezuma, del primero sobre su marcha hacia Tenochtitlán, sobre su vida en Cuba, sobre las rivalidades y las disputas con otros conquistadores, así como sobre su avance hacia la Mar del Sur.

El segundo, como emperador observante de la Epifanía; dada ésta, envió emisarios con obsequios , para retrasar la entrada a la gran ciudad de Tenochtitlán, aquí una cita del mismo Cortés, Primera carta de relación,:

El oro y la plata y rodelas y ropa que a Vuestras Reales Altezas enviamos con los procuradores, demás del quinto que a Vuestras Majestades pertenece, de que su capitán Fernando Cortés y este concejo les hacen servicio, ya en esta memoria firmada de los dichos procuradores, como por ella Vuestras Reales altezas podrán ver. De la Rica Villa de la Vera Cruz, a diez de Julio de mill y quinientos y diecinueve.

El oro y joyas y piedras y plumajes que se han habido en estas partes nuevamente descubiertas después que estamos en ella, que vos, Alonso Hernández Puerto Carrero y Francisco de Montejo, que vais por procuradores esta Rica Villa de la Vera Cruz a los Muy Altos Excelentísimo Príncipes y Muy Católicos y Muy Grandes Reyes y Señores la Reina Doña Juana y el Rey Don Carlos su hijo, nuestros señores, lleváis, son las siguientes:

Primeramente, una rueda de oro grande con una figura de monstruos en ella y labrada toda de follajes, la cual pero tres mill y ochocientos pesos de oro. Y en esa rueda, porque era la mejor pieza que acá se había habido y de mejor oro se tomó el quinto para Sus Altezas que fue dos mil castellanos que les pertenecía de su quinto y derecho real, segúnd la capitulación que trajo el capitán general Fernando Cortés.

En fin, toda una serie de relatos van modificando en direcciones opuestas los retratos de los personajes.

Sin embargo, tras este exceso dé información sobre los personajes, resulta sintomática la ausencia de perspectiva filosófica acerca del tema poco estudiado y curioso en la filosofía y psicología del auto-sacrificio redentor el cual jugo un papel por suma importante en la conquista Mesoamericana.

El presente texto busca en la medida de lo posible primero presentar una imagen global de la entrada de los españoles a tierra mexica y segundo plano interrogar el aspecto tolerante al auto-sacrificio y de aceptación como parte cultural de estos pueblos , así como su concepción en la mutilación, en la provocación y en el poder que ejercía sobre los habitantes Mesoamericanos.

Lo primero y más importante, es determinar su contexto de nacimiento utilizando los conceptos anteriormente señalados. Para situarnos será necesario nombrar a Cortés con sus Cartas como parte de un primer proceso de conquista y contacto con aquellos habitantes.

Es decir, es un periodo de cambio profundo, tanto en las estructuras sociales de Europa, como en la comprensión de la geopolítica mundial. este periodo puede identificarse dentro de la historia del Nuevo Mundo, como el periodo que va del mal llamado descubrimiento en 1492, a la abdicación de Carlos I, en 1556.

Dicho periodo corresponde a lo que Mario Hernández Sánchez, quién escribió el prólogo de las Cartas de relación, llama dos «generaciones de conquista». La primera generación corresponde al periodo de 1492 a 1534. Aquí la acción está centrada en la conquista de la Nueva España, es decir, del imperio mexica. Se caracteriza este periodo por el descubrimiento geográfico. La segunda generación corresponde al periodo que abarca la fundación del primer virreinato, en fecha de 1534, hasta la conquista del Perú que culmina en 1555. Durante esta época se desarrollan las discusiones sobre los derechos de España en América y finalmente se realiza el asentamiento fundacional.

Dentro de este periodo de tiempo, las crónicas tienen un lugar importante. Ya que existe una fuerte competencia por producir historias sobre las nuevas tierras, así es, historias, muchas de ellas exageradas, atormentadas o la mayoría muchas de ellas inimaginables pero ciertas.