1000 Obras de la Humanidad. Entartete Kunst

Updated: Oct 27, 2021

EL ENIGMA


Artist: Fred Friedrich. Name: Entartete Kunst. Technique: Mix Media on canvas. Measures: 150x150 cm W.V. 97/06/01. Provenance Museo Fred Friedrich

Nos encontraremos con uno de los personajes más enigmáticos en el mundo del arte confiscado, de entre los años 1933 a 1945. Se presenta una demanda legal con más de 45 páginas en las que se reclama un promedio de 1.280 obras del arte llamado, “arte degenerado” o Entartet Kunst, denominado así, por el antiguo Tercer Reich, en el cual, el proyecto a confiscar este arte, fue orquestado por Adolf Hitler., auspiciado por Joseph Goebbels.

En alemán Entartete Kunst, Arte Degenerado, el pintor encargado de seleccionar las piezas para esta exposición, se llamaba Adolf Ziegler, que además era el artista favorito del líder nazi. A Adolf Ziegler, el Gobierno le asignó un equipo de cinco personas para peinar todos los museos del país dando caza al arte sospechoso de ofender al régimen.

Tras este recorrido el equipo trajo consigo piezas representativas del arte expresionista, cubismo, surrealismo, o arte abstracto.

Con esto quedaba claro que durante este régimen todo el arte moderno iba en contra de sus intereses.

De todas las obras confiscadas, se selecciono seiscientos cincuenta obras, entre los que figuraban pinturas, esculturas y escritos de muy diversos artistas y así con ellas se empalmo una muestra en Munich en julio de 1937, denominada Entartet Kunst, para describir prácticamente todo el arte moderno y prohibirlo en favor de lo que los nazis llamaban arte heroico.

La primera mención del término se debe a Friedrich Schegel, el cual citó en su obra Estudio de la Poesía Griega, refiriéndose no al arte contemporáneo sino al de la antigüedad clásica tardía. Fue más tarde, por el diplomático y escritor francés Joseph Arthur de Gobineia en 1853 en su Essai sur l´inégalité des Races Humaines, que lo vuelve a mencionar, en un sentido peyorativo.

El término sería posteriormente difundido por el crítico cultural judío Max Nordau, que en su obra Entartung (Degeneración, 1892) intentó demostrar que la degeneración del arte se remonta a la degeneración del artista, pues “La degeneración implicaba debilidad y desorden, y pronto se unió a metáforas políticas que empleaban el lenguaje de la enfermedad y la infección para describir la impureza política y racial”

Las tesis de Nordau serían posteriormente retomadas por los nacionalsocialistas y especialmente por Adolf Hitler. En un discurso sobre arte, afirma que estas distorsiones del arte moderno eran síntomas de la degeneración mental de los artistas, o de su ansia por pervertir o mentir a la gran nación.

Detalle a destacar que el Gobierno nazi durante el mismo mes y ciudad, organizó en paralelo otra exhibición denominada, Grosse Deutsche Kunstaustellung ( La Gran Exposición de Arte Alemán), con artistas destacados por el régimen, mientras que la segunda exhibición estuvo en el Instituto Arqueológico Municipal en el parque Hofgarten el 19 de julio de 1937.

Las dos exposiciones en la misma ciudad era la manera nada disimulaba y propagandística del Gobierno de Hitler de enfrentar el arte que admiraban contra él que se consideraba deplorable.

La muestra de Entartet Kunst agilizó una nutrida concurrencia, para conocer cuál era ese llamado Arte Degenerado, de aquella época. La exhibición montaba las obras caóticamente colocadas y acompañadas por etiquetado ridículo, cuyos textos explicaban el precio que las autoridades alemanas anteriores a 1933 habían pagado por ellas, en tanto el pueblo sufría las consecuencias de las ingentes reparaciones de guerra alemanas y de la tremenda crisis de 1929. Además, las obras contenían subtítulos redactados de manera sarcástica, describiendo la obscenidad, locura blasfemia y negritud (Verniggerung) de este arte. La exposición fue diseñada para inflamar a la opinión pública y ponerla en contra del arte moderno aunque, debido al éxito de la misma, viajó luego a otras doce ciudades de Alemania y Austria entre 1937 y 1941, se cree que tuvo alrededor de tres millones de visitantes.

Los artistas exhibidos fueron como por ejemplo, un Otto Dix, Wassily Kandinsky, Max Beckmann, Paul Klee, Max Ernst, Edvard Munch, Ernst Ludwig Kirchner, Oskar Kokoschka, entro otros.

En la Alemania de los años treinta nadie había oido hablar aún del Efecto Streisand, este efecto se resumen , como un fenómeno de Internet en el que un intento de censura o encubrimiento de cierta información fracasa o es contraproducente, ya que ésta acaba siendo ampliamente divulgada. De modo que recibe mayor visibilidad de la que habría tenido si no hubiese pretendido acallar.

Este término debe su nombre por un incidente ocurrido en al año 2003 con la actriz estadounidense Barbara Streisand, que denunció al fotógrafo Kenneth Adelman y la página de fotografías pictopia.com por 50.000.000 de dólares; exigiendo que se retirase una foto aérea de su casa de una publicidad que contenía imágenes de la costa de California, alegando su derecho a la privacidad. El periódico San Jose Mercury News advirtió poco después que aquella imagen se había hecho viral y muy popular en Internet. Así que, con su intento de censura, Barbara Streisand solo consiguió que una información en un primer momento intrascendente acabase obteniendo una gran repercusión mediática. Existen otros casos muy sonados con este mismo Efecto Streisand, como fue el caso con La Revista Charlie Hebbo, o el sonado escándalo con Wikileaks, etc.

Esta retórica advierte que La gran Exposición de Arte Alemán o la Grosse Deutsch Kunstaustellung, fue en un principio efectivo para el mundo del arte nazi, debido a que los artistas exhibidos gozaban de beneplácito del Régimen nazi, pero a vista del Mundo del Arte Actual, hoy en día muchos de ellos no son mencionados, y mucho menos aún ya reconocidos. Éstos promovían obras y esculturas que estaban más cerca del convencionalismo tradicional y que exaltaban los valores de sangre y tierra, pureza racial, belleza, militarismo y obediencia.

En cambio, las visitas a la exhibición de la