1000 Obras de la Humanidad. Kitsch


Jeff Koons. Image Public Domain

Kitsch


Se abre el telón, los gigantescos edificios de New York o la magnífica Ciudad de Miami, son la primera imagen de este espectacular rodaje. Todo superpuesto, inimaginable en esta Gala del mundo, en donde los protagonistas son el marketing y el consumo.

No os esperéis una definición exacta de lo que significa Kitsch, es muy aguda y complicada de analizar; para filosofar acerca del tema requerimos ojear sus antecedentes, los cuales el malabarismos y enormes nubes de duda nublan nuestros ojos y las apariencias se convertirán en reales y las realidades en metáforas.

Pero sé puede declarar que es un Fenómeno.

El austríaco Hermann Broch, reitera que es El mal en el sistema de valores del arte, esto fue alrededor de 1933, surgiendo en el sentido opuesto del avant-garde.

En aquella época la tendencia Kitsch percibió la popularidad de convertirse en un peligro para la cultura.

La exigencia ética del artista, como siempre, es producir buenas obras y solo el diletante y/o productor de Kitsch produce su obra buscando la belleza.

El Kitsch es la confusión entre lo ético y lo estético, el Kitsch no quiere producir lo bueno sino lo bello.

Otro atrevido autor fue Milan Kunder, subrayando que El Kitsch es el ideal estético de todos los políticos.

La palabra Kitsch nació, según investigaciones en la lengua alemana, en donde existe un verbo que dice así:

etwas verkitschen = etwas billig losschlagen, es decir, significa sentimentalizar algo que huele a barato.

Existe algún otro significado aún más mordaz que son residuos artísticos.

Así mismo, un ejemplo que pertenece a este aspecto generalizado de arte es el resultado de utilizar los elementos totales de las obras de arte, que se liberan de su verdadero alcance y son reutilizados para un fin distinto al original ocasionando un distanciamiento considerable entre ambas piezas.

La imitación Kitsch realmente es la degradación de las obras originales y las convierte en verdaderos productos decorativos, de consumo y mercadotecnia.

Broch argumenta que este arte de pacotilla o barrer mugre de la calle, es un contrasentido que demuestra que el arte Kitsch es algo más que una simple obra de mal gusto, es también una actitud Kitsch, comportamiento Kitsch, necesidad Kitsch, hombre Kitsch (Kitschmensch): es la necesidad de mirarse en el espejo del engaño embellecedor y reconocerse en él con una emocionada satisfacción. Tal sería el amado caso de Dorian Gray en el que el rostro embellecedor de su realidad era otro.

El Kitsch está ligado históricamente al Romanticismo sentimental del Siglo XIX , con una Alemania de la Europa Central, romántica e idealista, en donde comenzó ahí su carrera desenfrenada e incluso con un término que dejaba muy por atrás toda realidad que estaba alejada de cualquier base fundamental de vida común y corriente.

La Kitsch empezó como objeto estético empobrecido con mala factura, llegando a significar mas una identificación del consumidor con un nuevo estatus social que una respuesta estética genuina. Considerado estéticamente un elemento empobrecido y moralmente dudosos, es decir, el sacrificio de una vida de armonía convertida usualmente en una pantomima, aunque siempre, con el interés de señalar un estatus social superior.

Un ejemplo clásico de ello es la arquitectura y el arte decorativo desarrollado en el área de Los Angeles, California, durante el período de entre 1910 a 1930, cuando la zona vivió un gran desarrollo económico debido a la agricultura y el éxito de la industria cinematográfica de Hollywood, lo que creó una generación de inmigrantes europeos recién adinerada que intentó recrear el estilo de los nobles europeos.

En la decoración se crearon piezas estrambóticas, en donde Dalí, o Gaudí son verdaderos iconos en esta área.

Existe un debate sobre el uso del término y la forma de definir las obras que responden a la intención de belleza de su creador. Como ordinario, la definición de una pieza Kitsch involucra un secreto desprecio, con el deseo de diferenciarse del arte culto, por lo que las piezas Kitsch realizadas utilizan materiales económicos como: plástico, imitando oro, cristal o madera lacada aparentando ser otro material, con una ridícula falsedad que el autor desea presentar en una pieza como más costosa para quien la posee destacando así una superioridad buscada.

El deseo de aparentar ser, en este sentido, sumerge todas las imitaciones, copias o similares que serán consideradas como objetos Kitsch.

Existe el Movimiento Kitsch en el que cada mecanismo, es manipulado por el hombre, como cualquier tipo de información como noticias en la radio, television, o a través de cualquier medio masivo de comunicación, éstas ofrecen un aire astuto, malicioso, ocultando, orientando, disfrazando la verdad para dirigir a las masas a rumbos incomprensibles.

Por lo tanto, es una falsa realidad.

Esta falsa realidad se presenta en grupos musicales que han ocasionado desquiciamiento en la juventud como los Beatles, Rolling Stones o figuras políticas como Franco, Mussolini, Perón, adorados como dioses.